domingo, 13 de junio de 2010

Llegó y se terminó.


Llegó a casa antes de lo previsto, fue al salón, encendió la tele, y se dirigió a la habitación a dejar su cazadora. Él pensó que su prometida aún no estaba en casa, pero esto cambió cuando abrió la puerta, ella estaba con el vecino desnudos encima de su cama, durmiendo. Él desconcertado y sin saber que hacer, gritó como no lo había hecho nunca antes, despertando a los dos y así haciendo saltar aturdidos a los que estaban en su cama. Él le fue a junto del vecino y le soltó una ostia, que le dejó tirado en el suelo, la prometida gritando que no hicera nada y que lo dejara ya, se calló al escuchar decir a su prometido que se iba de casa, que tendrían un juicio, que no había boda, y que no la quería volver a ver.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. son una mierda, por eso no lo pienso hacer nunca xD

    ResponderEliminar